AQUÍ Y AHORA. MINDFULNESS

AQUÍ Y AHORA. MINDFULNESS

 El estrés no es uno ni único y además no puede ser el argumento para justificar cualquier problema que tengamos. Quédense con esta palabra “Mindfulness” o atención plena.

Esta idea tan de moda tiene sus orígenes en la meditación asiática. Pero ha sido popularizada a través de un profesor de medicina estadounidense –Jonh Kabat Zin- . Nos encontramos ante una forma de meditación maravillosamente ajustada a occidente y a sus demandas multitareas.

Sí, efectivamente todo el tiempo estamos rodeados de un bombardeo de anuncios, de carteles y campañas publicitarias de todos los colores que nos reclaman nuestra atención. El cerebro humano es una máquina compleja y al día podemos llegar a alcanzar más de 70.000 pensamientos ¿Cómo podemos abordar ese número? Es complicado que la mente no se disperse y necesitamos distribuir y administrar nuestras ideas y reflexiones. Mindfulness o conciencia plena trata de potenciar esa cualidad de la mente.

Relax_and_smile____by_AlexandraCameron

GIMNASIA MENTAL

Mediante esta gimnasia mental conseguimos una serie de beneficios: mayor concentración, importante eficacia, regulación emocional y como no, una reducción del causante de muchos de nuestro males: el estrés. Se despliega un amplio abanico de posibilidades donde poder ejercitar este tipo de entrenamiento: en empresas, colegios, guarderías infantiles, universidades y clínicas. ¿Os imagináis quién lo ha encumbrado? El gigante Google. Ha sido una de las primeras empresas que se ha encargado de incorporar sesiones de conciencia plena en sus sedes.

Es obvio que en el mejor de los casos, te dé instrucciones un profesional para que te dé las claves y puedas aprender lo máximo posible. También necesitarás una constancia. Pero lo apasionante del tema es que puedes ejercitarlo en casa, paseando o en el sitio de trabajo.

EMPEZAMOS?

Te aportamos algunas pautas para que conozcas el mundo Mindfulness, lo practiques y percibas después sus beneficios:

_Cuida tu postura corporal. Siéntate en una silla con la espalda recta pero con actitud relajada. (Puedes hacerlo en posición horizontal pero está el peligro de dormirse).

_Dedica 10 o 15 minutos a observar tu respiración.

_Inevitablemente te llegarán infinitas imágenes, palabras y pensamientos a tu cabeza. Déjalos pasar amablemente. No elabores esas ideas y vuelve de manera sosegada a tu respiración.

_De nuevo y al poquito tiempo te asaltarán pensamientos. No te rindas. Repite el mismo ejercicio.

Hace ya 30 años de esta practica, forma parte de terapias en hospitales y centros de rehabilitación ayudando a personas con problemas de naturaleza física y mental. Los científicos aseguran su efectividad y avalan los rendimientos de ponerlo en práctica.

¿Será de verdad el camino para lograr mayor concentración? La respuesta es un si rotundo. Lo que se pretende es estar en el momento presente. Ser muy consciente de ello. Un perfecto estado de atención.

 BENEFICIOS:

Cualidades de la atención plena:

  • Al dedicarte un tiempo a ti mismo, tu nivel de autoestima y entusiasmo aumentan.
  • Disminuyen la tensión mental y los pensamientos reiterados.
  • Desarrollo de actitudes y aptitudes para enfrentarse a situaciones complejas.
  • La ansiedad se reduce.
  • Mayor conciencia corporal.
  • Te ayuda a reconocer y detener respuestas mecánicas.
  • Mejora del rendimiento en el trabajo.
  • Refuerza la respuesta inmunológica.

Se trata de entrenar el músculo mental. Estar en el momento presente, brindar toda la atención de manera exclusiva a tu actividad en cuestión. Conectarse con uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.