Fuerza de voluntad

A todos nos pasa, tenemos que concentrarnos en nuestro trabajo en una tarea tediosa y tenemos que reunir una gran fuerza de voluntad para resistir distraernos por Facebook, Buzfeed o Youtube. Continuamente saltamos entre estas y nuestras tareas.

Llega fin de año y hacemos los clásicos propósitos de año nuevo. Estadísticamente los gimnasios es cuando más inscripciones reciben en el año. El 80% de las personas que se inscriben en enero no duran mas que 5 meses, podríamos hablar de fuerza de voluntad.

¿Por qué para algunos es tán difícil tener la fuerza de voluntad suficiente para cumplir con las tareas diarias?

Roy Baumeister cree tener la solución a este dilema.

Roy Baumeister es el Michael Jordan de la investigación sobre la fuerza de voluntad. Es el investigador que acuñó el término agotamiento del ego, que la mayoría de los investigadores utiliza hoy en día.

¿Que és el agotamiento del ego?

El agotamiento del ego dice que la fuerza de voluntad utiliza recursos mentales que son limitados. Cuando la energía necesaria para llevar a cabo la actividad mental es baja, la capacidad de autocontrol (o fuerza de voluntad) disminuye, lo que puede interpretarse como un estado de agotamiento del ego. Realizar una tarea agotadora puede disminuir la capacidad de autocontrol en una tarea posterior, aunque ambas tareas no guarden ninguna relación.

En las últimas décadas, Roy Baumeister, construyó un catálogo masivo de estudios e investigaciones sobre la fuerza de voluntad, siguiendo el experimento original de Marshmallow (el estudio de los malvaviscos) realizado por Walter Mischel.

En uno de sus estudios todos los participantes estuvieron expuestos al olor tentador de las galletas de chocolate recién horneadas. Un grupo comió las galletas, mientras que otro comió rábanos (hablar de decepción).

Posteriormente tuvieron que resolver rompecabezas de geometría, los comedores de rábanos abandonaron 12 minutos las pruebas antes en promedio que los que comieron las galletas.

Habían gastado tanta fuerza de voluntad luchando contra ese olor a galleta, que no podían ejercer tanto autocontrol más adelante.

El hecho de que la fuerza de voluntad y la toma de decisiones se entrelazan a menudo se puede ver cuando los políticos o las personas históricamente importantes toman malas decisiones en sus vidas personales, sucumben a las aventuras sexuales y hacen tratos sospechosos que claramente los pueden perjudicar a futuro.

Baumeister nos da varias ideas de como podemos conservar y fortalezer nuestra fuerza de voluntad y lograr nuestros objetivos.

¿Listo para construir ese autocontrol? ¡Aquí vamos!

  1. Solo trabaja en una meta a la vez.

Debido a que la fuerza de voluntad es un recurso finito, cuando gastas tu fuerza de voluntad en una cosa, tienes menos recursos disponibles para otras. Por lo tanto, cuando intentas cambiar varios hábitos al mismo tiempo, lo que estás haciendo es asignar una porción de tu fuerza de voluntad a cada objetivo. El resultado no es sorprendente: fracaso en la mayoría, si no en todos.

  1. Haz tu objetivo lo más claro y específico posible.

Mientras algunos cínicos se burlan de aquellos que hacen las resoluciones de Año Nuevo, las personas que hacen resoluciones formales de Año Nuevo tienen diez veces más probabilidades de alcanzar sus objetivos que aquellas con los mismos objetivos y motivación, pero que nunca articulan claramente sus objetivos.

  1. Configurar las cosas en el piloto automático.

Hay aplicaciones que bloquean el uso de redes sociales. Al tener un trabajo que requiera de mucha concentración usa estas aplicaciones para bloquear cualquier sitio que sabes te distrae y te roba fuerza de voluntad.

  1. No tomes grandes decisiones con el estómago vacío.

La glucosa en el torrente sanguíneo es parte de  para no lo que alimenta la fuente de energía de la fuerza de voluntad, y proviene de cualquier alimento que consuma que contenga carbohidratos. El ejercicio del autocontrol agota cantidades relativamente grandes de esta glucosa, y cuando la glucosa baja, también lo hace su fuerza de voluntad. Sin alimentos = sin glucosa = sin fuerza de voluntad = aversión al riesgo y malas decisiones.

Por cierto, esta conexión entre los alimentos, la glucosa y la fuerza de voluntad es una de las razones por las que la dieta es tan difícil. Para perder peso necesita comer menos, y para comer menos necesita fuerza de voluntad, y para obtener fuerza de voluntad necesita comer.

Este enigma explica por qué se ha demostrado que la fuerza de voluntad es más efectiva para hacer mejoras en áreas como la escuela y el trabajo en lugar de la cintura.

  1. Hacer listas de tareas pendientes.

Una vez que terminas una tarea, tu cerebro se olvida en gran parte de ello. Sin embargo, se ha demostrado que las tareas no terminadas se pegan en tu cabeza y suenan alrededor. Tu cerebro odia los cabos sueltos y te seguirá empujando para que hagas algo al respecto. La clásica lista de tareas puede hacer maravillas para tu fuerza de voluntad. Asegúrese de que su lista de tareas sea lo más específica posible.

  1. Enfrenta las cosas difíciles primero.

A lo largo del día, ejercitarás tu autocontrol y tomarás decisiones, que poco a poco agotarán tu fuerza de voluntad hasta el final. Así que aborde sus tareas más importantes tan pronto como pueda por la mañana, cuando su tanque de fuerza de voluntad esté lleno y fresco. Al realizar una prueba, haga primero los problemas más difíciles y guarde los fáciles para más adelante.

  1. Duerme lo suficiente y toma siestas.

El sueño refresca tu fuerza de voluntad. Así que no escatime en obtener su zzzz en la noche, y toma una siesta entre una tarea agotadora de autocontrol y la siguiente.

Ahora estas listo para cerrar este 2018 de la mejora manera y tener un 2019 sobresaliente. Como en Living Magazine sabemos que quieres estar bien contigo mismo te recomendamos nuestro artículo Conciencia de ti mismo.

Total
45
Shares