Es sábado en la noche y te dispones a ver una película en Netflix. Ya tienes lista la pizza, cerveza y llega el momento de decidir que película ver. Si son más de dos personas las que toman la decisión esto puede convertirse en una batalla campal, un guerra e incluso arruinar la noche de películas.

Comprarse unos Jeans es algo semejante, si eres de los afortunados que sabe que estilo exactamente te queda, tendrás unos jeans espectaculares, de lo contrario puedes pasar 1 hora (historia verídica) probando jeans; rectos, de bota, slim, entallados, baggys, skinny, loose, relaxed, denim.

¡Pero si solo quiero unos jeans que me queden bien!

Como tomar desiciones, se ha convertido en algo…complicado.

¿Por que sucede esto?, ¿No debería ser mucho mas sencilla nuestra vida al tener un mundo de opciones diferentes?

Acorde al psicólogo e investigador: Barry Schwartz el tener demasiadas opciones nos impide a veces tomar una decisión y provoca incluso una gran insatisfacción.

En su libro: The Paradox of Choice; Barry llama a este fenómeno “sobrecarga de elección”. Y no sólo sucede con detalles insignificantes como seleccionar una película, demasiadas opciones en nuestra vida creativa y profesional puede llevarnos a evitar tomar decisiones importantes.

“A medida que aumenta el número de opciones, los costos, en tiempo y esfuerzo, de reunir la información necesaria para hacer una buena elección también aumentan”, escribe Schwartz. “El nivel de certeza que las personas tienen sobre su elección disminuye. Y la anticipación de que se arrepentirán de su elección aumenta. “

Schwartz señala el famoso ‘Estudio Jam’ que encontró que los consumidores eran 10 veces más propensos a comprar mermelada de una gama de 6 mermeladas, que cuando se les presentaba una opción de 24. Menos elecciónes, más ventas.

Estas teniendo una muy buena alimentación, estas cansado después de un día agotador, ves un Snickers y lo compras. ¿por qué, cuando sabes que te hace daño?

Tomamos malas decisiones cuando estamos cansados. Es causado por la fatiga de la decisión. La mente sólo puede ordenar a través de tantas opciones y hacer tantas opciones antes de que comience a quedarse sin vapor.

Lo mismo ocurre con nuestra jornada de trabajo. Hacer un montón de decisiones no sólo nos agota, puede ponernos de muy mal humor. Un estudio de la Universidad de Columbia encontró que los jueces eran más propensos a dar a los presos una decisión favorable en el comienzo del día, que al final del día.

PONGA LÍMITES EN SUS OPCIONES PARA HACER LA MEJOR DECISIÓN.

Imponer sus propias limitaciones al intentar hacer una elección en su trabajo profesional y creativo puede ayudarle a tomar una mejor decisión. Un estudio de la Universidad de Nueva York encontró que “restringir la elección de los insumos creativos realmente aumenta la creatividad”.

En otras palabras, tener menos opciones para elegir puede ayudarle a llegar a una respuesta más creativa.

Puedes conocer más de la paradoja de la elección en la platica de TED de Barry:

Artículo anterior

La nueva Joya de oro de Querétaro

Siguiente articulo

Éxito en tu Vida, Comienza con La Inteligencia Emocional

El Autor

javier

javier